Esclava de mi silencio por callar todo lo que siento...

Esclava de mis palabras por arrojar las al viento...

Dueña de mi rutina...

Causante de mis ruinas...

Andariega, vagabunda, errante, promiscua...

Con velos de misterios hechos...

Con pinceles que marcan el cuerpo y heridas que pintan al cielo...

Sin voz, sin alas, sin dedos...

Pantalones de oscuros sentimientos...

Desdichada, olvidada, amada...

Lo veo desde arriba, sentada en el suelo...

Girando... Los rulos, sueltos...

Descansan sobre la almohada...

Placeres oníricos...

Despertar del letargo...

La vida, a veces, apesta...

Eso es todo...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada